Saltar al contenido
Cuentosinfantiles10.com

Chistes

¿Qué le dice un muñeco de nieve a otro? ¿No te parece que el aire huele a zanahoria?

Papá, ¿qué se siente tener un hijo tan guapo?

No sé hijo, pregúntale a tu abuelo…

Había una vez un hombre tan pequeño que se subió encima de una canica y dijo: ¡El mundo es mío!

Jaimito, si en esta mano tengo 8 naranjas y en esta otra 6 naranjas ¿Qué tengo?

Unas manos enormes, señorita.

Esto son dos mosquitos que van en una moto y el de atrás le dice al de delante:

-¡Oye, para, que se me ha metido una mosca en el ojo…!

-¿Sabes que mi hermano anda en bicicleta desde los cuatro años?

-Mmm, ya debe estar lejos.

Luisito, ¿qué es la A?, pregunta la profesora

Una vocal, profesora

¿Y la K?

Una consonante que no se puede repetir.

Pedrito, ¿qué planeta va después de Marte?

Miércole

¿Cuál es el pez que huele mucho? Peztoso!!!

Profesora, ¿qué quiere decir ‘why’? 

¿Por qué?

Por saberlo.

Mamá, en el colegio me llaman distraído

Juanito, tu vives en la casa de enfrente.

Van en un ascensor un elefante y una hormiga; dice la hormiga:¿Cuántos años tienes?

Yo, tres años. ¿Y tú? – contesta el elefante.

También tres, pero he estado malita. 

Iban dos ratitas paseando por la calle, cuando pasa por encima un murciélago.

-¿Qué es eso? -dice una de ellas.

– Mi novio, que es piloto.

Llega Jaimito a casa y, escondiendo las notas detrás de la espalda, le ofrece un bolígrafo a su padre y le dice:

Papá, ¿sabes firmar con los ojos cerrados?

En clase de Historia le preguntan a Jaimito:¿Qué ocurrió en 1.812?

Yo qué sé, profesora, si ni siquiera había nacido.

A la salida del cole una niña le cuenta a su madre:

¿Sabes mamá? Mi redacción ha conmovido mucho a la maestra.¿De veras?

Sí, me ha dicho que daba pena.

Dos amigos están por la calle. Uno pregunta:¿Qué hora es?

Las doce. 

¡Qué tarde!

Haberme preguntado antes.

Camarero, he encontrado un pelo en la sopa y no es mío.

– Démelo, por favor; lo guardaremos por si viniera alguien a reclamarlo.

¿Qué diferencia hay entre una pulga y un elefante?

– Que el elefante puede tener pulgas y la pulga no puede tener elefantes.

Dos niños intercambian experiencias

:¿A ti se te escapa la caca?

No. La mía se queda donde la hago.

Doctor, doctor, tengo hormigueos en los pies.

¡Le prescribiré un insecticida!

Jaimito, ¿cuánto son 2×2?¡Empate!

¿Y 2×1?

Oferta, señorita.

Jaimito, «llovía» ¿qué tiempo es? – Un tiempo muy malo, profe.

Mamá aquí traigo las notas.

-¿Quéééé? Estas notas son muy malas. Merecen un castigo.

– ¡A que sí, mamá! Corre, ven contigo, sé dónde vive la profe.

Paquito, ¿por qué has llegado tarde al cole hoy?

Mire, señorita, anoche soñé que viajaba a la India y como el viaje era muy largo, me desperté tarde.

¿Y tú, Jaimito, por qué llegas tarde?Pues, es que fui a buscar a Paquito al aeropuerto.

Mamá, mamá ¿me puedes dar 2 € para un pobre hombre que está gritando en la calle?

– Toma Jaimito, ¡qué gran corazón tienes! ¿Y qué grita el pobre hombre? – Pues grita ¡HELADOS A 2 EUROS!

Jaimito, ¿cuál es el futuro del verbo bostezar?  – Dormiré.

– Jaimito, ¿qué hacía Robin Hood?

Robar a los ricos.

¿Por qué?

Porque a los pobres no podía quitarles nada.

Jaimito, si digo «fui rica» es pasado, si digo «soy hermosa», ¿qué es? 

Exceso de imaginación.

Jaimito, ¿cuál es el masculino de oca?  – Parchís.

Jaimito, dime cinco animales de África.  – Cinco elefantes, señorita.

Jaimito conjuga el presente del indicativo del verbo caminar.

Yo camino…, tú caminas…, él camina… 

Por favor, Jaimito, ¡más deprisa!

Nosotros corremos, vosotros corréis, ellos corren.

Jaimito, la «M» con la «A».  – «MA».

Ahora, repetido.

 Mama. Muy bien, pero con tilde. 

– Matilde.

Jaimito, tu redacción «Mi perro» es exactamente igual que la de tu hermano. ¿La has copiado?  

– No, profe, es que tenemos el mismo perro.

Jaimito, ¿por qué en invierno los días son más cortos y en verano más largos? 

– Porque el calor expande las cosas y el frío las contrae.

Juanito, dime una palabra que tenga varias «oes».

Goloso.

Muy bien, ahora tú, Pablo.  – Horroroso.

Muy bien, te toca, Jaimito.  – ¡Gooooool!