Saltar al contenido
Cuentosinfantiles10.com

El león y el ratón

Durmiendo en su cueva, fría y tenebrosa, se encontraba el león en una tarde calurosa.

Estaba a punto de dormirse profundamente, pero justo en ese momento, un pequeño ratón empezó a correr por su hocico. Con un gruñido feroz, el león al ratón con su gran pata aplastó.

fabula el leon y el raton– “¿Por qué me has despertado?” – gruñó el león – “¡te voy a machacar!”

– “¡Oh! Por favor ten piedad de mi vida” – chilló el ratón miedica – “Si me dejas ir, prometo que tu vida algún día salvaré”.

¿Acaso crees que soy tonto? – expresó el león – “¿En qué mundo podría ocurrir la situación en la que un pequeño ratón pudiera ayudar a un enorme león como yo?”

El león comenzó a soltar carcajadas. Fue tanta la risa, que se descuidó y el ratón escapó.

Días más tarde el león se encontraba cazando en la sabana. Pensaba en lo deliciosa que sería su próxima presa, cuando cayó en una trampa al tropezar con una cuerda casi invisible.

La enorme red se abrió y le capturó, y aunque el león gozaba de mucha fuerza, no consiguió liberarse. Cuanto más esfuerzo hacía, más imposible escapar parecía.

En su impotencia, el león comenzó a rugir tan fuerte, que todos los animales de la sabana pudieron escucharle; ¡hasta los confines más profundos llegaba el rugir del león!

el leon y el raton fabulaEntre los animalitos que el rugir oían, se encontraba el ratón que escapó del león aquel día. Se encontraba royendo un grano de trigo, cuando salió corriendo a donde se encontraba el león.

– “¡Oh!, es el enorme león”– chilló el ratoncito – “Si te quedas quieto un rato, yo con gusto de esa red te saco”.

El león se encontraba ya exhausto, así que se tumbó sobre el suelo y, con mucha paciencia, observó cómo el ratón lo liberaba de aquella red que le tenía aprisionado. El hábil ratón cada parte de la red royó y al león liberó. El león no podía creer que al fin fuera un animal libre.

– “Me has salvado el pellejo, pequeño ratón” – dijo el león – “No volveré a burlarme de las promesas que me hagan los animales más pequeños que yo, ¡lo prometo!”.

Y colorín colorado, ¡este cuento se ha terminado!

Además del cuento de el león y el ratón, también te puede interesar:

El león y el ratón
4.6 (92.22%) 18 votes